TUNA DE DERECHO

 

En las noches de Pucela, por sus calles y avenidas,

trinando sus instrumentos, pasa hoy la estudiantina.

 

En balcones y ventanas, donde la belleza asoma,

el tuno muy suave canta y la mujer enamora.

 

 

¡Ay, la tuna, tuna, tuna, tuna, tuna de Derecho!

Toda Vallisoletana de sus tunos busca el beso.

¡Ay, la tuna, tuna, tuna, tuna, tuna de Derecho!

La mujer a la que cantas te tendrá siempre en sus sueños.

 

 

 

©TUNA DE DERECHO DE VALLADOLID, 2000.